sábado, 13 de abril de 2013

Un Día Cómo Hoy Hace Diez Años.


Thomas Hurndall, un joven de 21 años de Manchester, Inglaterra, recibió un disparo en la cabeza por un francotirador Israelí en Gaza mientras se interponía valientemente en el camino de las tropas Israelíes que disparaban a Niños Palestinos.

En esta foto su amiga Alice Coy grita por ayuda mientras sostiene su mano sobre la herida y trata de detener la hemorragia.

Él cayó en coma y murió.

Una semana antes una activista de EEUU llamada Rachel Corrie fue tropellada y asesinada por un bulldozer israelí mientras trataba de proteger la casa de la familia de un doctor palestino de ser demolida. Thomas escribió sobre su muerte:

"Me pregunto cuanta poca o mucha gente escuchó el suceso en las noticias y la tomó como una muerte más, sólo otro número".

Al día de hoy Thomas tendría 31 años.

Fuente: The Guardian