martes, 12 de marzo de 2013

La Pobreza No Es Un Accidente.


La pobreza significa un estado de estrés constante, una sensación de desamparo, abandono, una especie de desesperanza para los que luchan toda su vida para asegurarse sus necesidades básicas. A pesar de que estas podrían proporcionarse de forma gratuita y universal, se hacen inaccesibles por aquellos que definen y aplicar la forma en que el mundo funciona. Y este camino ha sido aceptado y ha pasado de generación en generación de padres a hijos.

Un holocausto que sucede todos los años, y no a manos de un dictador, sino a manos del hambre que mata a más de seis millones de niños cada año. Seis millones de niños mueren cada año y no se hace lo necesario para evitarlo. ¿Es la apatía o la desensibilización?

Lamentablemente, el sistema justifica la existencia de ricos y pobres, ignorando por completo el hecho de que la naturaleza nos ha dado la tierra y todos los recursos naturales, sin una etiqueta con el precio. Somos nosotros, los seres humanos, los que hemos creado un sistema totalmente dependiente del consumo, la producción y el dinero que da a algunos el poder de definir las escalas de la riqueza y la pobreza.

La pobreza no es un accidente.


Fuente: Movimiento Zeitgeist España