domingo, 23 de junio de 2013

Sísifo: ¡Y la carencia arriba y los salarios abajo!



Pasadas ya las reclamaciones, celebraciones y festividades provocadas por el espectáculo televisivo por excelencia en la sociedad mexicana, nos vemos retornados de manera si no violenta, si un poco incomoda a la realidad de nuestra existencia como nación. Descubrimos además, que a pesar del discurso mediático acerca de la importancia del futbol como símbolo de identidad y superioridad sobre los otros mexicanos carece además de fundamentación, de toda importancia real, ya que los pobres amanecieron igual o peor, los americanistas y cruzazulinos se despertaron y a excepción de efímeros destellos de alegría o decepción al encontrarse con otros aficionados no fue un día diferente, quizás, sin que lo supiesen, si un poco peor.

Lo anterior me atrevo a asegurarlo si consideramos que los gasolinazos, los aumentos de precios y la disminución del poder adquisitivo son diarios y sin embargo pareciesen no importar en lo mas mínimo a la población en condiciones media baja, baja y en extrema pobreza (según la categorización de Vicente Fox –maldito sea-), siendo que tristemente son ellos los principales afectados de las políticas que imponen los políticos y poderosos.

Y si en cabeza alguna cabía la duda acerca de mis constantes reclamos y exigencias, aparece una asociación internacional para respaldar con datos reales las sospechas de este su incomodo escritor.

A lo largo de la tarde a través de las redes sociales (obviamente) comenzó a circular el reporte, principalmente tomando como fuente al periódico de “La Jornada”; al parecer de un servidor, uno de los únicos periódicos que dicen las cosas como son (o se acercan mas a lo que son).

La Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico, una agrupación formada en los albores de la segunda guerra mundial, financiado por un numero importante de naciones (aunque el mas importante es Estados Unidos) es la encargada de recabar información acerca de las variables sociales y económicas de las naciones para posteriormente establecer tendencias y políticas para mejorar la vida de las personas.


Al menos, eso dice el discurso; a mi parecer es una herramienta más, una organización controlada por los países más poderosos para justificar el manejo de políticas internacionales. Valdría preguntarnos por ejemplo si el banco mundial es una cuestión benéfica para la humanidad siendo que en el discurso, es la meca en el desarrollo económico de las naciones.

Aun así, fuera de todo juicio subjetivo, es necesario considerar su última publicación. Según la pagina web de la organización, con motivo de promover “mejores políticas para una vida mejor” se lanzo la iniciativa desde el 2011 de elaborar dos informes “¿Cómo va la vida?” y “El índice para una vida mejor” ambas con la finalidad de medir el bienestar de las naciones miembro de la OCDE. La publicación en cuestión esta enfocada a las naciones de habla hispana (Chile, España, Brasil, México y aunque parezca raro Estados Unidos).

En dicha publicación aparece mencionada penúltima la nación de México. Aunque al parecer de esta organización México ha progresado en la ultima década en la calidad de vida de sus ciudadanos (jajajajajajajajajajajajajajaja) dice que el ingreso familiar neto ajustado promedio es de 12,732 dólares al año, cifra que esta 10,315 dólares debajo del promedio de la OCDE, muy curioso considerando que en la misma menciona que Chile esta por encima de esa cantidad promedio. Primera lectura importante de este informe. En nuestra hermana nación de Chile, las familias ganan más dinero que la gente en nuestro país.

El informe también dice que “en México la gente trabaja 2,250 horas al año, mas que la mayoría de los habitantes de los países de la OCDE, quienes trabajan 1,776 horas”. Increíble, la segunda lectura clara es que el mexicano trabaja gran parte de su vida, mas que las demás naciones que entran en el estudio.

Tercera lectura clara: “En México, el 36% de los adultos entre 25 y 64 años han obtenido el equivalente de un titulo de educación secundaria, cifra mucho menos que el promedio de la OCDE de 74%”; solo un 36%, ridículo, risible, reprobable.

La esperanza de vida en México según el estudio es de casi 74 años, siendo que el promedio de la OCDE es de 80, pero es entendible, después de todo, si te la pasas toda la vida trabajando, ganando poco y con los servicios médicos por los cielos, no puede exigirse mucho.

En cuanto a comunidad y compromiso cívico, el 76% de las personas creen conocer a alguien en quien pueden confiar, a diferencia del 90% promedio de la OCDE. El peor enemigo de un mexicano, tristemente parece ser otro mexicano.

Y aun con todo lo anterior, en una escala de 0 a 10, el mexicano esta satisfecho con una calificación de 8.5.

Antes de los juicios obligatorios a estos parámetros, es necesario mencionar, que parte de las estadísticas se basan en estudios de internet, ahora si, pasemos a los juicios despiadados:

Como dueles mi México, el panorama poblacional es muy claro, el mexicano trabaja como mula, le pagan poco, se estresa por ello y se merma su salud, no es capaz de confiar en sus propios conciudadanos (y con la inseguridad quien los culpa), no tiene la educación mínima para percatarse de su precaria situación y encima de todo ¡Esta satisfecho con su estilo de vida!

Para el gobierno y los políticos, bien gracias; siguen saliendo en los medios, asegurando que realizan acciones para incrementar el bienestar de las personas y sin embargo la lectura es sencilla, ni les interesa, ni les preocupa. De hecho les conviene tener un pueblo pobre y analfabeto, así son mas fáciles de controlar y manejar con telenovelas y partidos de futbol.

No se engañen damas y caballeros, hace tiempo se los vengo diciendo en estas publicaciones, los políticos y poderosos están haciendo de México, la China de América, mano de obra barata, sin derechos, sin prestaciones, donde todos los demás países mandan a construir sus cosas. A eso se encaminan las reformas a las leyes, las privatizaciones, el empobrecimiento de las personas y claro, la manipulación mediática.

¿Hasta cuando México, hasta cuando?

Los dejo con mucho que reflexionar… ¡Buenas noches!
Sísifo
@adrian_l_m

Fuente: el5poder