domingo, 17 de marzo de 2013

Sísifo: ¿Vivír para Trabajar?

¡Ahhh México! en el ombligo de la luna, una nación forjada desde las épocas antiguas con el símbolo de la virtud devorando al ego (el águila devorando a la serpiente) un país sumamente desigual en muchos aspectos.


Tenemos en esta nación, la pésima costumbre de considerarnos una nación en vías de desarrollo, siendo que en términos económicos somos un país tercermundista. ¿O de que otra forma se le puede considerar a una nación cuyo salario mínimo es de menos de 60 pesos y no alcanza para las cosas básicas?


El capitalismo ha logrado crear una sociedad que únicamente ronda alrededor del dinero y la obtención de valor a través de los medios que sean necesarios. No tendría que sorprendernos entonces, la desmedida ambición por parte de los poderosos, que son capaces de hacer lo que sea con tal de conseguir mas dinero (poder).


Fue hace tan solo unos años aquella época mágica en la que el salario mínimo a pesar de ser risible alcanzaba para poder cubrir la necesidad básica de las personas que es la alimentación. Hoy en día, sabemos lo que pasa, aunque a veces se nos olvide viendo la televisión y los partidos de futbol; ¡si ganas el salario mínimo o poco mas, no alcanza para nada!


Y es que la misma sociedad que tanto defendemos, que tanto promovemos nos ha llevado a pensar que el dinero es el elemento primordial que da importancia a cualquier ente. Al punto en que aquella persona que no trabaja y gana dinero es un vago o sencillamente una persona carente de valor.



Un ejemplo clarísimo de la idolatría de las personas hacia su dios el dinero se nos muestra cuando vemos las diversas modas que se suscitan en el norte y que llegan a nuestra capital en forma de los famosos corridos y ritmos alterados; fantasías de pubertos que tienen “trokas” y beben buckanan’s. Aventuras de derroche de dinero y de conseguirlo de forma fácil es ya una de las metas de un sinfín de jóvenes que ya no consideran el siquiera estudiar o trabajar honradamente.


Como puede una sociedad como la nuestra pensar, que está realmente luchando contra la delincuencia si no es capaz de atender la raíz de tan grave problema, la falta de atención, oportunidades y educación que los jóvenes sufren todos los días.


Y así tenemos un sinfín de personas que prefieren intercambiar su tranquilidad y libertad por ganar unos cuantos pesos. Pero ¿Acaso se creen más libres aquellos que tienen un trabajo fijo?


Muy a mi pesar, noto todos los días que con las declives económicas, más y más personas ya pasaron de ir a trabajar con la finalidad de conseguir dinero para cumplir sus sueños u objetivos; ya se ha vuelto más una costumbre que ni siquiera se dan cuenta que en muchas ocasiones solo ganan lo suficiente para seguir asistiendo a su trabajo. ¿Qué finalidad tendría el trabajar de esa forma?

Las personas siguen levantándose temprano para ir a trabajos que detestan para ganar tan poco dinero, que solo alcanza para seguir trabajando y sobrevivir. Sobrevivir y trabajar consumiendo lo que los monopolios desean que consuman, triste, triste existencia ¡Bienvenidos a la nueva esclavitud!



Yo de momento me despido, pero recuerden por favor. No vivan para trabajar, trabajen para vivir lo que quieren vivir. Y como diría una letra que escribí hace tiempo: “Los medios te han engañado, te imponen en esta era: busca a tu nuevo dios, que ahora vive en tu cartera”


¡Saludos a todos!

_________________________________________________________________________

Sísifo
@adrian_l_m

Fuente: el5poder