martes, 2 de julio de 2013

Ganadería Revolucionaria con Agua de Mar y "MMS"


Gracias al trabajo extraordinario de un ganadero valiente y a la vez inteligente, se va a poder evolucionar de una ganadería industrial   aberrante  a otra, donde al menos los animales no sean tratados indiscriminadamente con antibióticos, anti-inflamtorios , vacunas y demás arsenal farmacéutico.

 En estos momentos de cambios en la legislación europea en pro de una mejor calidad de vida de los animales en granja, no es casualidad que se les haya  pasado por alto el tema de la medicación y la alimentación que deben recibir.

Los poderosos lobys farmacéutico y alimentario tienen bien acotado el espacio en el que se puede mover la política comunitaria.

Con espaciar  un poco el hacinamiento actual de los animales de granja ya se dan por satisfechos.

 En cambio Roger Rabes “ el ganadero en cuestión” a dado un paso de gigante al cambiar la alimentación basura de sus animales,  hacia una sin transgénicos y con mas pasto seco y dando preventivamente y curativamente agua de mar a sus animales para prevenir y curar casi  todas las enfermedades que puedan aparecer.

Cuando algún animal , a pesar de todo cae enfermo y si es de temer por su vida, Roger a experimentado con resultados casi milagrosos el uso del MMS (Dióxido de Cloro), obtenido a partir de un mineral , el Clorito sódico, de coste ínfimo, mas un ácido (ácido cítrico o ácido clorhídrico) también obtenido a precios irrisorios.

Simplemente con una buena alimentación, agua de mar y Dióxido de cloro, prácticamente no conoce las bajas por enfermedad y consigue una carne sin ningún residuo químico farmacéutico . Ahorrándose además un montón de dinero en medicamentos inútiles.

Si la Unión Europea copiara los avances del sistema de producción que ha experimentado Roger, toda la Sociedad gozaría de una carne sin antibióticos , que como todos sabemos son en parte la causa de la resistencia observada en humanos de casi todos los antibióticos conocidos,  que hace exponernos a pandemias  de todo tipo sin disponer de efectividad de ninguno de los antibióticos utilizados tanto en humanos como en animales.

La experimentación además del Dióxido de cloro en animales sin ningún efecto secundario, pone en cuestión la prohibición de la Administración sanitaria española para uso en humanos, desaprovechando un producto que podría salvar muchas vidas de personas afectadas de infecciones graves, no controladas actualmente por casi ningún medicamento.

 video explicando con detalle su investigación.


 


Fuente: Josep Pamies blog